Cuidado y limpieza de alfombras de verano

El mes pasado te hablamos sobre las ventajas de poner alfombras de verano y sus tipos. Por ello, ahora vamos a dar unas breves nociones sobre los cuidados que requieren y cómo debes realizar la limpieza de alfombras de verano en función del material de alfombra que hayas escogido.

limpieza de alfombras de verano

Cuidados regulares para las alfombras en verano

Como ya hemos dicho en el post anterior, la mayoría de las alfombras hechas con fibras vegetales son resistentes y duraderas, por lo tanto, sólo va a ser necesario que sigas 3 consejos en referencia a su cuidado habitual:

Seca los líquidos derramados inmediatamente. Esto es muy importante ya que las fibras de la alfombra absorberán los líquidos. Un truco es poner un paño o servilleta rápidamente encima. Este absorberá parte del líquido evitando que lo haga la alfombra.

Aspira tu alfombra dos veces por semana. Piensa en que estas alfombras acumulan polvo y es recomendable aspirarlas al menos una vez por semana. De no hacerlo, el polvo circulará por el ambiente y quedará retenido en tu hogar.

Cuida el remate de la alfombra. Este es importante para que no se te deshilache la alfombra y da muy mal aspecto cuando la alfombra queda deshilachada.

 

Limpieza de alfombras de verano

Estas son las maneras más recomendadas de limpiar vuestras alfombras veraniegas en función de sus materiales:

Bambú: usa un paño húmedo bien escurrido de modo que este no pierda el brillo. Si con el paso del tiempo la fibra pierde brillo lo mejor es darle un par de capas de barniz. Hay productos específicos en tiendas de bricolaje entre los que además podrás elegir el tono de color que quieres darle a la madera.

Sisal y Yuste: Si nos encontramos con manchas ya secas habría que frotarlas con un paño. Es importante que lo hagáis hacia dentro ya que hacia fuera podría extenderse la mancha. Si la mancha está húmeda colocad papel absorbente y después hay que frotar con agua y jabón. Lo mejor es aspirar siempre la alfombra.

Algodón: en el caso de estas alfombras se pueden meter a la lavadora, siempre y cuando sigas las instrucciones del fabricante para la temperatura.

Cáñamo: este material es muy duradero por lo que puedes lavarlo a mano. También puedes meter tu alfombra de cáñamo a la lavadora pero has de tener en cuenta que deteriorará más el material que si lo haces a mano. Lavar la alfombra varias veces le aportará mayor suavidad al material.

También puedes encontrar productos específicos para la limpieza de alfombras en tiendas de bricolaje o puedes recurrir a una lavandería en alfombras con material de algodón. Recuerda que en Alfombras los Fernández te ofrecemos un servicio de limpieza de alfombras avalado por un equipo de profesionales que lleva funcionando con inmejorables resultados desde hace más de 100 años.